Vladiator Never Surrender

Este es un día triste para la familia de médicos internistas de la Región de Murcia: el cáncer contra el que luchaba desde hace casi dos años nos ha arrebatado a nuestro compañero y amigo Vladimir Salazar Rosa.

Sin lugar a dudas, resulta imposible encontrar a un solo colega de la especialidad que desconozca quién es Vladi, como todos le llamábamos. Su carisma, cercanía y dinamismo le habían convertido, desde hacía años, en un líder indiscutible en su hospital y en el ámbito de la medicina interna del cual estaba enamorado: la trombosis. Además, su buen hacer y capacidad profesional hicieron que su figura traspasase los límites del Hospital Clínico Virgen de la Arrixaca para convertirse en todo un referente regional y nacional.

La Unidad de Enfermedad Tromboembólica Venosa que lideraba siempre ha tenido las puertas abiertas para pacientes de toda la Región, expandiéndose pronto al resto de España, siendo referencia en el campo de la enfermedad tromboembólica. Un gran apoyo para todos los que le rodeaban. Junto a ello, si cumplir su función asistencial, alcanzando elevadas cotas de excelencia, merece el mayor reconocimiento, debemos destacar que también permitió a la medicina murciana lucir con orgullo el hecho de tener la primera unidad acreditada en nivel avanzado por la Sociedad Española de Medicina Interna, además de formar parte activa en RIETE, el mayor registro mundial de la enfermedad tromboembólica venosa.

Pero el impulso de Vladi no se detenía únicamente en su labor diaria, de la que no se apeó incluso cuando ya recibía tratamiento para su enfermedad; sino que inspiró la producción científica en su campo con la publicación de manuales y la dirección de varias tesis doctorales. Como reconocimiento, en marzo de 2022, acompañado de familiares, amigos y compañeros, fue nombrado académico de la Real Academia de Medicina y Cirugía de la Región de Murcia, un galardón enormemente merecido por su gran labor como médico, docente y científico.

Como resulta evidente, un carácter así no puede quedar reducido a un solo ámbito y su pasión por la trombosis era igualada, si no superada, por su amor por el deporte. Esto quedó patente más allá de su círculo, cuando tras ser diagnosticado de cáncer en enero de 2021, volcó todos sus esfuerzos en poner en marcha la Fundación Never Surrender para mejorar el pronóstico y la calidad de vida de los enfermos oncológicos. A través de ella, el legado de Vladi seguirá prestando servicio a los murcianos.

La Sociedad de Medicina Interna de la Región de Murcia, de la que era vicepresidente, está de luto y, en su nombre, deseo transmitir todo nuestro afecto y cariño a su familia. Vladi, allá donde estés ahora, continúa sin rendirte. Vladiator Never Surrender.

Fdo. Tus compañeros de la Sociedad de Medicina Interna de la Región de Murcia (SOMIMUR).


Imagen: El doctor Vladimir Salazar Rosa. De Fundación Never Surrender.

Texto: La Verdad de Murcia

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s